www.gestionparticipativa.coop

Viernes, 22 de Septiembre de 2017
Ajustar Fuente
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Inicio Newsflash FALSO DILEMA: CAPITALISMO O SOCIALISMO

FALSO DILEMA: CAPITALISMO O SOCIALISMO

E-mail Imprimir PDF

FALSO DILEMA: CAPITALISMO O SOCIALISMO

¿Será un falso dilema?  El dilema es el siguiente: O crees que la propiedad privada de las empresas, la libre iniciativa, el libre mercado, es lo que garantiza el progreso, o crees, que sin propiedad privada de los medios de producción, con las empresas en manos del Estado como representante del pueblo, es la manera como se puede garantizar la igualdad y la mejor distribución de las riquezas.  No hay una tercera vía. Sólo Capitalismo o Socialismo.

Algunos de los que creen en el Capitalismo no se sentirán identificados con la breve descripción anterior.  Les puede parecer simple.   Igualmente  algún socialista sentirá que no es exactamente así.

Le propongo amigo lector  irnos por el camino concreto.  Por el camino de dos opciones que viven en nuestra realidad.   El abasto de Don José y un Mercal.

Don José quiere obtener la mayor rentabilidad posible de la actividad de distribuir alimentos en el barrio. Lo hace de la manera  más atractiva posible para los compradores. Para eso deberá contratar trabajadores en las condiciones mínimas que establezcan las leyes laborales, tratando siempre que hagan un buen trabajo con estímulos de diversa índole, disciplinarios, motivacionales o económicos. Los productos a venderse los obtiene, Don José del mercado mediante diversos acuerdos. Los compradores, los consumidores, seremos sujetos pasivos que iremos a comprar en las condiciones de precio y calidad que Don José logre y ofrezca. Si no nos gusta  tendremos que buscar otras opciones.  Si no las conseguimos refunfuñaremos, pero no nos quedará más remedio que comprar allá mismo, en donde Don José. Pero el abasto está ahí como oportunidad de abastecimiento para la comunidad y funciona por la voluntad y el interés de Don José. Él es buen ciudadano,  y en lo posible ayudará a la comunidad y desarrollará acciones de responsabilidad social con su entorno.

Las ganancias del Abasto le corresponden a Don José.  Será este el principal motor de la empresa.

Espero amigo lector que compartamos básicamente esa descripción  de una empresa dentro del concepto capitalista.

También desearía que compartiéramos la que sigue:

Mercal.  La iniciativa de la presencia del Mercal en nuestra comunidad la toma el gobierno.  Cree su obligación garantizar el abastecimiento de bienes básicos con precios más baratos a la comunidad.  Para eso también deberá contratar trabajadores, en este caso trabajadores públicos, con las mismas condiciones mínimas que establezcan las leyes laborales, tratando igualmente que hagan un buen trabajo mediante estímulos motivacionales, disciplinarios y económicos pero añadiéndole un componente ideológico: el compromiso revolucionario que por la comunidad deben asumir los trabajadores del Mercal.  Los productos llegan al Mercal fundamentalmente por redes de distribución pública. Por nuestra parte, los compradores también tenemos una posición pasiva.  Vamos a comprar lo que tenga el Mercal especialmente por los precios que conseguimos.  Si algo no nos gusta podemos llevar nuestras inquietudes al Consejo Comunal para que sean canalizadas.  Y si no se resuelven tendremos que buscar otras opciones. En este caso nuestro Mercal funciona por la intención del gobierno de desarrollar una política social pero, en el día a día, funcionará por el compromiso y calidad de los trabajadores que lo llevan adelante. En la medida de la fortaleza de ese compromiso se apoyarán desde el mercal otros programas sociales que impulsen el gobierno o el consejo comunal.

Las ganancias son del Estado.

En el abasto de Don José, el dueño del Capital es el organizador de la empresa.  Contrata y subordina a los otros factores de la producción: Al trabajo, la tecnología,  la gestión, los bienes materiales.  La Economía la organiza y la dirige el Capital, representado en Don José.  Las leyes deben permitirle eso.  Leyes sobre la propiedad, El trabajo, y la relación empresarial.  La Cultura también debe apoyar este modelo.  El trabajador debe ser obediente a sus patronos.  El consumidor pasivo.  Debemos estar de acuerdo en que la ganancia es de Don José y tiene derecho a utilizarla.

En el Mercal, el Estado, dueño de la empresa, es el organizador.   Igualmente contrata y subordina a los otros factores de la producción: Al trabajo, la tecnología, los bienes materiales y al Capital. La economía la organiza y la dirige el Estado.  Las leyes deben permitirle eso.  Leyes sobre la propiedad estatal, El trabajo, y las relaciones en una empresa del Estado.  La Cultura también debe apoyar este modelo.  El trabajador debe ser obediente a su patrón Estado y regirse según las leyes.  El consumidor tiene un papel pasivo.  Debemos estar de acuerdo en que la ganancia es del Estado y tiene derecho a utilizarla según sus criterios.   Se supone que esos criterios son del interés colectivo porque el Estado es el representante de la comunidad.  La voluntad de la comunidad la interpreta el conjunto de funcionarios que dirigen las instituciones del Estado.

La discusión sobre estas dos opciones genera pasiones.  De hecho en las tendencias tanto del Capitalismo, como del Socialismo, se trata de tamizar y mejorar  la cruda propuesta aquí expresada.  Se habla de Capitalismo con Responsabilidad Social, Capitalismo solidario y otras expresiones que denotan la búsqueda de superar las evidentes deficiencias que la realidad evidencia en donde se ha desarrollado el capitalismo.   En el Socialismo, se oyen expresiones como Socialismo Democrático, Socialismo del siglo XXI en cuyos planteamientos está presente la necesidad de diferenciarse de lo que han sido los resultados palpables negativos de las sociedades que han emprendido la ruta de una economía en manos del Estado bajo el concepto del Socialismo.

Esas imprecisiones  y búsquedas han llevado  a serias confusiones y ambigüedades.   Nos preguntaríamos si no sería socialista la Venezuela de 1975.  Estaba nacionalizada la Industria Petrolera, la Gran Industria Siderúrgica y metalúrgica, la CVG, el desarrollo del metro de Caracas, Los hoteles del país, VIASA, la Corporación de Mercadeo Agrícola, la producción de Electricidad con EDELCA, la minería del Oro y muchas otras empresas, los grandes proyectos habitacionales, educativos y de salud. La pobreza estaba en índices relativamente bajos.  ¿Era socialista? ¿Capitalista?

O es que el nombre del sistema que vivimos depende del calificativo que le pongan los gobernantes y no el de la realidad misma.

Al dilema entre CAPITALISMO Y SOCIALISMO le falta una economía con otra lógica y otros protagonistas.

Regresemos a Don José y al Mercal y volteemos al barrio de al lado.

La comunidad organizó una cooperativa de consumo.  Una actividad basada en la solidaridad activa. Una feria de consumo familiar.   Nació por la necesidad de la comunidad de abastecerse con calidad y al mejor precio pero tomando la opción de actuar con solidaridad y cooperación como el modo en que se integraría la fuerza de todos en la comunidad.  En definitiva es la misma comunidad que se hace responsable por las compras de los productos buscando las mejores opciones en las redes comunitarias, en las públicas y en las privadas.  Los precios se fijan a los niveles más bajos posibles por ser el interés de todos los integrantes de la organización, pero de tal manera que la actividad continúe, mejore y se reproduzca. Trata de obtener y mantener la calidad de los productos que la comunidad ha analizado y acordado.  Los que aportan con su trabajo no lo  hacen como contratados o trabajadores subordinados bajo normas mínimas que establecen las leyes laborales para los trabajadores dependientes, sino con criterios de lo máximo posible para los que colaboran en una acción solidaria.  El aporte de trabajo se hace en equipo, con participación permanente en la gestión.  Toda la comunidad participa en su propio proyecto y en las evaluaciones permanentes.  Para que funcione bien la cooperativa se requiere un proceso formativo que se va realizando en la propia actividad cotidiana y en las reuniones de evaluación que se realizan con periodicidad.

Los excedentes se utilizan según lo decidan los asociados de la cooperativa en asamblea.  Nuevos proyectos comunitarios, reinversión, mejoras.

En la cooperativa, la comunidad solidaria  es el organizador de la empresa.  Los otros factores de la producción adquieren el sello de la solidaridad.  El trabajo no es dependiente.  No hay patronos. Se rige por el concepto del trabajo asociado.   La tecnología, el capital, los bienes y la gestión se subordinan y organizan por la solidaridad.  Las leyes deben permitirle eso.  Leyes sobre la propiedad cooperativa, El trabajo asociado, y la relación empresarial cooperativa.  La Cultura también debe apoyar este modelo.  El trabajador debe ser activo y participativo.  El consumidor activo y luchador por sus derechos.   Debemos estar de acuerdo en que la ganancia, el excedente es un hecho colectivo y debe seguir siendo colectivo y utilizarse en beneficio de todos.

En el dilema CAPITALISMO-SOCIALISMO, empresas de los dueños del capital o empresas del Estado, no está presente la opción: Empresas de las comunidades, consumidores y trabajadores asociados.

Si es falso el dilema.  Falta otra posibilidad.

En la realidad del momento actual de nuestro proceso civilizatorio mundial están presentes esos tres modos de hacer economía. Capitalistas, estatatístas y solidarios. Actuando solos o en alianzas y convenios entre ellos.  Y en Venezuela también están presentes. Ignorarlos sería un error.

Hay que oír crecer la hierba.  En este momento la Alianza Cooperativa Internacional  reúne mil millones de cooperativistas.  Se estima que otros mil millones de cooperativistas no están afiliados a esta organización mundial.   Son dos mil millones de adultos en el mundo. Una tercera parte de la población mundial pertenece a cooperativas legalmente constituidas.  Millones más están en cajas de ahorros, fondos de empleados, empresas comunitarias y un sinfín de organizaciones económicas de carácter democrático.

Las 300 cooperativas con mayor volumen de operaciones del mundo, en el 2008, produjeron un trillón de dólares, cifra similar a la economía canadiense que es la novena del mundo.

En Venezuela, la experiencia de CECOSESOLA, recibe visitas de todo el mundo, no sólo por su volumen de operaciones, unos 100 millones de dólares  y número de consumidores (50.000 cada semana), sino principalmente por ser una verdadera innovación en gestión empresarial.  No hay presidentes, directivos, supervisores o cargos.  Son más de 600 trabajadores asociados que gestionan participativamente, sin votaciones, por consenso y con un gran compromiso por su proyecto solidario.

Hay que oír crecer la hierba.  En el mundo, en Venezuela viene creciendo una esperanza.   Al lado de procesos capitalistas y de la economía estatal, crece una opción distinta. Son comunidades de consumidores y trabajadores organizados bajo el concepto de la solidaridad y la cooperación que ayudan a construir una Nueva Civilización

Esa opción también es un proyecto societal.   Pero su modo de crecer de desarrollarse no va por el camino de imponerse por la fuerza.   De “tomar el poder”  para imponer a los demás su visión de la economía y la sociedad.   Va por la vía de su propio crecimiento coherente y comprometido como sector social y también por la vía de establecer alianzas auténticas de cogestión con el sector público y el sector privado.

La nueva civilización incluye la Economía Social y Solidaria, la economía de la cooperación y las relaciones políticas y comunitarias que la acompañan.

El dilema Capitalismo Socialismo es Falso. Existen otros modelos sociales en construcción.  En los procesos económicos la economía solidaria es la expresión de la Nueva Civilización.

Luis Alfredo Delgado Bello

 

Hechos y Experiencias de la Economía Solidaria

CECOSESOLA

Sin directivos, gerentes, supervisores, sin ni siquiera cargos, cerca de 80 organizaciones comunitarias, 700 trabajadores asociados, mil productores asociados y unidades de producción comunitaria se integran para atenderse y atender a 120.000 consumidores con  más de 180 millones de dólares de facturación anual. Es la mayor organización comunitaria de distribución de bienes y servicios en Venezuela.

VER VIDEO SOBRE CECOSESOLA AQUÍ

REVISAR AMPLIA INFORMACIÓN, VIDEOS Y PUBLICACIONES







. . .
Banner

En Gestión Participativa trabajamos con:

 

Alianzas para la cogestión

ALIANZAS entre empresas privadas y públicas con cooperativas y otras empresas asociativas...

 

Diplomados

La Cooperativa Gestión Participativa desarrolla diplomados bajo el concepto de Aprendien...

 

Caja de Herramientas

Estamos colocando en la Web herramientas que hemos venido construyendo y que nos han sido ...

 

Diseño y apoyo de sistemas de gestión participativa

  Apoyamos a las empresas asociativas y también otras empresas privadas y públicas e...

 

Escuela Vivencial de la Solidaridad

La Escuela Vivencial de la Solaridad se desarrolla de tal manera que las organizaciones...